Envío gratuito para nuestras reinas a partir de 65 euros

Agua de perfume Ylang-ylang fatal

Queen Next Door

Potencia sexy 2

50 mL
64,00 

Hay existencias

Envío gratuito a España desde 65 € de compra
Compartir


Una poción de seducción en una botella

¡Esta noche habrá revolución en palacio! ¡Adiós al protocolo, deja sitio para lo inesperado!
¡A solas con él, todo es posible! ¡Las mejores armas de seducción que una Reina conoce!
Unos labios rojos, un vestido fácil de quitar y un perfume que excita.
Ella se siente más atractiva que nunca y el Rey no podrá resistirse, sin duda…

Un toque de la fragancia ylang-ylang, a flor de piel, que deja un rastro sensual, casi animal.
A partir de la emoción que producen los cítricos como la bergamota y la mandarina.
La nota de corazón revela un aroma ylang-ylang afrodisíaco casi caliente y ligeramente fuerte.
La base es de vainilla y almizcle, abrazado ligeramente por dulces habas de tonka y cautivador ámbar.

El perfume Ylang-ylang Fatal sin alcohol, de larga duración gracias a su fórmula microencapsulada, se puede vaporizar tanto sobre la piel como sobre el cabello. Con una simple presión, su pulverizador difunde una voluptuosa nube de gotitas ultrafinas.
También es posible perfumar una bufanda, un pañuelo o unos guantes con un perfecto respeto a los tejidos.

Blogger 2.0

EMMA #allineedisclothes

Bloguera de viajes de moda y modelo

Me siento como una Reina cuando consigo que el vuelva la cabeza.

Compartir

El toque del experto

Alina Moyon

Olfatoterapeuta

Notas cálidas y sensuales que producen en la piel una sensación de exquisita caricia aterciopelada.
El aroma de las mujeres fatales que dominan a la perfección su poder de seducción

Compartir

Inspiración musical

Yasmine Meddour

Compositora musical

El suave perfume Ylang-ylang fatal me evoca los misterios de Oriente. Por ello imaginé una composición musical vibrante...


IDEAS PARA REGALAR

Reviews

Pago 100 % seguro

Visa, Mastercard, American Express

Entrega rápida

Solo en Francia

Necesita asesoramiento

En respuesta a todas nuestras reinas